LABORES VIÑA, VIÑA

EL DESCANSO

 

Pasada la vendimia llega el descanso para las cepas, han pasado unos meses duros en los que han tenido que soportar un estrés importante hasta sacar adelante su fruto, la uva.

La sequía del verano junto con los distintos estadios por los que  va pasando el fruto a lo largo de este, hacen que las cepas utilicen todas sus energías por lo que es importante tomar algunas medidas al respecto como desnietar, descargar de uva la parra que tenga mucha carga, y rezar para que llueva algo en los momentos adecuados y no lo haga en los inadecuados.

Escribo esta entrada porque hoy hemos tenido un día especial de otoño que me ha recordado más quizás a un día primaveral, ha llovido a modo de “Marzá” (ligero chubasco del mes de marzo acompañado de buena temperatura) lo que me ha hecho reflexionar sobre lo buena que es esta lluvia en este momento para que las cepas recuperen energía, justo cuando acaban de ser  vendimiadas.

cepas otoño

Es muy importante que las cepas dispongan de abundante agua y minerales después de todo el esfuerzo realizado y esto lo hacen a través del suelo por eso  estas lluvias son fundamentales, porque contribuyen a que la entrada en reposo vegetativo se haga con las reservas llenas.

Como también es importante dejar que caigan las hojas por completo antes de realizar la poda larga, de manera que el sistema radicular de la cepa absorba todos los nutrientes que se encuentran en las hojas y pasen también a formar parte de esas reservas que tanta falta le van a hacer para afrontar la próxima campaña.

Antiguamente era muy habitual comenzar esta labor nada más terminar la vendimia, se justificaba aludiendo a que los agricultores tenían muchas viñas y si no se empezaba pronto no llegaban a tiempo y se les brotaban en rama.

Primero se le daba un corte (poda larga) y luego ya durante los meses de febrero y marzo se hacía con calma la poda corta y limpieza de la parra.

Ahora ya no se da ese caso pero aún hay quien sigue haciéndolo, he visto a algunos paisanos que lo hacen hasta el propio día de la vendimia, las razones son otras, muchos van poco a la viña y aprovechan al máximo cada visita.

Ccepa tempranillo

El otoño  avanza y las temperaturas van bajando, pronto llegará el invierno y el tupido manto de tonos ocres que cubre nuestras viñas irá desapareciendo hasta dejar los esqueléticos sarmientos al descubierto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .